EL GRAN SUEÑO ESCANDINAVO CUMPLIDO

GRAN SUEÑO CUMPLIDO – JUNIO 2000 – VISITA ESCANDINAVIA

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

CANCION DE CUNA ASTURIANA

Vídeo | Publicado el por | Deja un comentario

THE WINDMILLS OF YOUR MIND

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

VEGA , LA PASTORA, AL QUITE

VEGA , LA PASTORA, AL QUITE

de emejota
Aquí me teneis, soy Vega, ya pronto cumpliré dos años y estoy mucho más mayor que esta foto que fue sacada el año pasado, pero es la única que he encontrado.
Elemental querido Watson, es que soy una mastina  en todos los sentidos, incluido tamaño y pachorra, pero con el careto de border collie, es decir que soy pastora  total aunque no me hayan encomendado ningún rebaño, es por eso que ladro, para quedar bien, avisar si algo se mueve, si sube el ascensor, si….    bueno por todo, por más que  jota se empeñe en hacerme callar con un chssssst.  Soy pastora y cuidadora y  como no puedo ejercer domino el arte de hacerme la boba, de este modo me salgo casi siempre con la mía, hasta que me da pena la pobre infeliz y le hago caso, de pura pena que me da.
Nuestra jota anda rara, sin ganas de  nada, aunque el caso es que no para….. a veces de dormir, hasta que no le aviso no se levanta y de Zola,  de ella mejor ni ladro, tiene complejo de verruga, se pasa el día pegado a su lomo. Solo quedo yo, Vega la boba encargada de orear el blog.
Como no se me ocurre nada más que contar: copipegaré algo que he encontrado por la red  y me incumbe, al menos en lo referente al “curro” …  y porque dicen que los perros pastores somos muy listos, por la parte que me toca, me lo apunto, que ya está bien eso de ser la segunda, la bobita, claro con zola de primera, esa perra tan diligente, tan lista, tan pelota, …. bahhhh guauuuuu.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

EL SALTO DEL ANGEL

EL SALTO DEL ANGEL II

de BRASERO DE INVIERNO de emejota

EL SALTO DEL ANGEL
La trama se resume en que la independiente antropóloga Judith Newsky conoce casualmente un personaje totalmente ajeno a su mundo llamado David y  este empieza a enviarle largas cartas, sin esperar respuesta alguna. Los dos primeros capítulos describen cada uno de los personajes, ficticios pero con ciertas semejanzas con quien yo me se, cuyos pensamientos resultan reveladores  a través de una frágil trama que pretende enlazar ambos personajes para que consigan  completarse.
Sobra aclarar que fueron unas hojas malescritas en un sentido absoluta y totalmente simbólico, aunque los sueños sean verídicos y vayan desencadenándose a modo deseñalización para encontrar “el tesoro en el plano de la media vida”.  
Estaría bonito que cada quien alcanzara su meta siguiendo sus sueños, particulares e intransferibles.   Porque si existiera un tesoro y se pudiera conseguir por mucho que costara, ¿por qué conformarse con menos?

Si las hojas no se pueden leer claramente basta con pinchar en la que interese para que se reproduzca independientemente con entera normalidad.
Ya está escrita la entrada juevera, pero como las reglas son diferentes en esta ocasión y debo tener mono juevipublicante aprovecharé esta entrada que estaba guardada entre borradores.
Fue actualizada a primeros del 2010 en el blog del Otoño, pero se supone que forma una trilogía, ¿me estoy pasando, verdad? junto a las dos últimas entradas, saltándose la del pequeño mamón del lunes pasado. 
Lo cierto es que mientras escribo hay que estar sentada  y así es cómo aprovecho para descansar, no es de extrañar pues que me guste darle a la tecla. 

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

REJUVENECER COMO UN AGUILA

Rejuvenecer como un águila

4FEB

Un mito de la antigua cultura mediterránea nos habla sobre el rejuvenecimiento de las águilas:

De tiempo en tiempo, el águila, como el ave fénix egipcia, se renueva totalmente. Vuela cada vez más alto hasta llegar cerca de sol. Entonces las plumas se encienden y empieza arder. Cuando llega a este punto, se precipita desde el cielo y se lanza a las frías aguas del lago. Y el fuego se apaga. A través de esta experiencia de fuego y de agua, la vieja águila rejuvenece totalmente: vuelve a tener plumas nuevas, garras afiladas, ojos penetrantes y el vigor de la juventud. Este mito seguramente es el sustrato cultural del salmo 103 cuando dice: «El Señor hace que mi juventud se renueve como un águila».

C.G. Jung entendía mucho de mitos y de su sentido existencial. Según su interpretación, fuego y agua son opuestos que cuando se unen se vuelven poderosos símbolos de transformación.

El fuego simboliza el cielo, la conciencia y las dimensiones masculinas en el hombre y en la mujer. El agua, por el contrario, simboliza la tierra, el inconsciente y las dimensiones femeninas en el hombre y en la mujer.

Pasar por el fuego y por el agua significa, por lo tanto, integrar en sí los opuestos y crecer en identidad personal. Nadie que pasa por el fuego y por el agua permanece igual. O sucumbe o se transfigura, porque el agua lava y el fuego purifica.

El agua también nos hace pensar en las grandes crecidas. Con su fuerza arrastraron todo, especialmente lo que no tenía consistencia y solidez. Son los infortunios de la vida.

Y el fuego nos hace imaginar el crisol o los altos hornos que queman y acrisolan todo lo que es ganga y no es esencial. Son las conocidas crisis existenciales. Al hacer esta travesía por la «noche oscura y terrible», como dicen los maestros espirituales, dejamos aflorar nuestro yo profundo sin las ilusiones del ego. Entonces maduramos para lo auténticamente humano y verdadero que hay en nosotros. Quien recibe el bautismo de fuego y de agua rejuvenece como el águila del mito antiguo.

Pero haciendo abstracción de las metáforas, ¿qué significa concretamente rejuvenecer como un águila? Significa entregar a la muerte todo lo viejo que existe en nosotros para que lo nuevo pueda irrumpir y hacer su camino. Lo viejo en nosotros son los hábitos y las actitudes que no nos engrandecen: querer tener siempre la razón y la ventaja en todo, el descuido con uno mismo, con la casa, con nuestro lenguaje, la falta de respeto con la naturaleza, así como la falta de solidaridad con los necesitados, próximos y distantes. Todo esto debe morir para que podamos inaugurar una forma de convivencia con los otros que se muestre generosa y cuidadosa con nuestra Casa Común y con el destino de las personas. En una palabra, significa morir y resucitar.

Rejuvenecer como un águila significa también desprenderse de cosas que fueron buenas y de ideas que en su día fueron luminosas pero que lentamente, con el paso de los años, han sido superadas y son incapaces de inspirar un camino hacia el futuro. La crisis actual perdura y se profundiza porque los que controlan el poder tienen conceptos envejecidos, incapaces de dar respuestas nuevas.

Rejuvenecer como un águila significa tener coraje para volver a empezar y estar siempre abierto a escuchar, a aprender y a revisar. ¿No es esto lo que nos proponemos cada vez que empezamos un nuevo año?

Que el año 2013 que estamos inaugurando sea la oportunidad de preguntarnos cuánto de gallina que sólo quiere andar escarbando en el suelo existe en nuestro interior y cuánto de águila hay todavía en nosotros, dispuesta a rejuvenecer, al confrontarse valientemente con los tropiezos y las crisis de la vida, y a buscar un nuevo paradigma de convivencia.

Publicado en EL NOBLE EJERCICIO DE PENSAR | Etiquetado , , | 1 Comentario

LO QUE OCURRE AL SOÑAR ….. CON ESCANDINAVIA

En la entrada anterior mencione una relación personal, muy indirecta, con esta imagen, con las auroras boreales.

Esto es así porque durante aquel año mágico, y posteriormente en Madrid, tendría ocasión de relacionarme con jóvenes nórdicos. Era como si en cierta forma un destino posible hubiera sido vivir mi madurez en el norte de Europa.  Los causantes de dicho destino fallido no fue un amorcillo sueco, o noruego, o islandés, fueron varios.  Por entonces no relacionaba, no entendía, solo notaba que existía un cierto magnetismo entre gentes de aquellas latitudes y mi persona.

Se dieron algunas  propuestas muy serias de matrimonio, si bien dos corrieron peligro de inminencia,  “contra” un noruego y “contra” un sueco. El primero, mucho después, incluso se vino a buscarme a Madrid, lo cual me azaró enormemente puesto que ya tenía novio formal y ….. extremeño.  El segundo, fotógrafo de profesión, acabaría casándose con una argentina con la que tuvo cuatro hijos y no paró de hacérmelo saber por los más diversos medios.

No quepa ninguna duda que habría aceptado alguna de ellas,  aunque no estuviera locamente enamorada de ninguno de los dos, con tal de salir de mi país y establecer una familia en una tierra que había admirado desde  los tiempos escolares a través de la asignatura de “Geography”, con unos textos bellísimos y esplendidas imágenes.   Las historias de aquellos esquimales me atraían enormemente ya desde bien pequeña.

 

Solo existía un gran, enorme impedimento, entre tantos, en  aquella etapa de mi vida: que quien se casara contra mi o viceversa se llevaría el “paquete mortal al completo” porque así lo había establecido mi progenitora desde antes de engendrarme, que para eso me educó en la élite hasta los quince. (Tres lústros de inversión le rentaron nueve… no resultó mal negocio, no.) Durante dichos quince años me lo dio todo amén de privarme el  tener que compartirlo con herman@s “envidios@s”. Luego me tocaría “rendir beneficios”, algo que no paró de recalcármelo desde el principio de mis días, sumado a  las palabras de un padre temeroso que su hija pudiera alguna vez avergonzarse de él  y de su origen, que añadirían más leña aún al fuego.    Un sacrificio económico por su parte en contrapartida de mi persona y en aras de mi gloria personal,  mejor dicho de mi sacrificio personal  e indefinido solo por el hecho de haber nacido en el seno de su vientre, de su hogar, de su circunstancia. Todas las cargas  me fue transferidas de antemano  desde el útero, como se hacía antiguamente, en la historia de los tiempos: Engendrar para producir y soportar, y me llevé todas las papeletas.

 

Esto último significaba que no me podría casar contra ningún “guiri”  porque mis padres no estaban preparados para salir de su entorno, básicamente debido a su falta de medios económicos para mantenerse sin mi ayuda.  Visto lo visto, nada más conocerlos, apenas si se iniciaba algún pequeño flirteo,  rápidamente echaba el cierre, me volvía antipática y procuraba espantarlos con la idea que habían errado en sus intenciones.  Así de sencillo.

 

Una vez cumplida la meta y las ambiciones de mi señora madre, es decir contraer un matrimonio ventajoso, mantenerla y además en un estatus social alto,  tal y como era de esperar tras  sus desvelos durante mi infancia; tomó posesión de mi hogar, que de mi vida ya lo había hecho desde sus inicios,  excepto aquel año en EEUU,  y se  convirtió en una viuda feliz, muy muy feliz tras el fallecimiento de mi padre.

No era de extrañar, pues, que con  todos estos antecedentes ocurrieran dos hitos importantes en el momento planetario adecuado.  El primero que saltara todo por los aires cuando mi vástago menor cumpliera la mayoría de edad. El segundo que en mi mente y en mi corazón pensara visitar   Escandinavia en cuanto dispusiera de cierta libertad económica.

Las siguientes entradas estarán dedicadas a dicho viaje.

 

 

Como los detalles del viaje fueron  escritos en su día, en los albores del siglo XXI, me limitaré a fotografiar el texto en las siguientes. Resultará mucho más fidedigno y el pasado lo soñaré presente.

Al releer para corregir esta entrada constato, nada nuevo por otra parte, que este blog es demasiado personal, cosa mal vista en la blogosfera, pero lo cierto es que me da igual, estoy tan agradecida a todas las cosas mal vistas que me han ayudado a ser feliz. Está  dirigido de manera directa a mis descendientes, esos que nunca tienen tiempo para escuchar y a la siguiente generación, conocida vulgarmente como “nietos”. Hoy es el cumpleaños de mi nieto menor, y aunque solo cumpla siete, puede que dentro de medio siglo, ojalá ocurra antes, pueda leer estas letras y sonreirse.  Si de paso sirve para algo más o me ayuda  encontrar amig@s con los que conseguir comunicarme desde el corazón, miel sobre hojuelas.

Publicado en RECUERDOS, SOLILOQUIOS | Etiquetado , , | 2 comentarios