LAS BRUJAS

Queridos niños ya he descubierto por qué algunas bellas mujeres de jóvenes acaban convertidas en brujas cuando llegan a la ancianidad.

Porque se  rayan…… la cara, con eso de las arrugas, y les crecen verrugas pues algo tendrá que crecer en un cuerpo para que siga vivito y coleante.

 

 

Porque se les cae…… la barriga, los pechos, el trasero,  y el mundo entero.

Porque siempre gustaron disponer de algo, antes belleza y todo lo que fuere que tuvieren, ahora de viejas solo les queda la posibilidad de haber adquirido PERSPECTIVA a lo largo de su tiempo pasado.

Y para conseguir esa cosa llamada perspectiva  se debe volar alto, pero como eran mujeres del pasado no existían aviones ni nada parecido tomaron lo que más a mano encontraban: una escoba….  se pasaban el día limpiando y barriendo las mierdas que el resto de la humanidad dejaba caer a su paso. Lo cual, dicho sea de paso, demuestra que eran unas mujeres limpitas.

 

 

Como no tenían nada para comer porque eran feas y no se podían vender a sí mismas, ni había demanda para su decrepitud, hubieron de alimentarse de sapos y culebras que cocieron con los primeros jugos que encontraron por ahí.  Tampoco podían comprarse cremas hidratantes de modo que inventaron ungüentos para que  la piel se resecara a menor velocidad, dentro de lo factible.

 

La gente les empezó a tener miedo pero no les importaba porque luego a escondidas iban a pedirles remedio para sus cuitas.  Ellas como mujeres ancianas y experimentadas lo podrían haber arreglado con unos buenos consejos, pero sabían de sobra que estos no servírían de nada si no iban recomendados, amarrados, por algún intermediario físico.  Por esta sencilla razón, por pura necesidad perentoria,  se les ocurrió “envasar”  sus ungüentos y sus recetas atribuyéndoles  virtudes mágicas (desconocidas para los neófitos) para que su voluntad se pusiera en marcha y les permitiera reunir suficientes fuerzas, o valor,  para sanar o para alcanzar sus fines.

 

 


Oma, no te hemos entendido casi nada, solo lo del pelo y las verrugas, pero no entendemos que es ungüento, ni neofito, ni perspectiva, ni perentoria, ni cuitas, ni amarrados, ni intermediario.

En resumidas cuentas ¿las brujas eran buenas  o malas? También habían brujos ¿verdad?

 

Anuncios

Acerca de emejota

Peripatética.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s